Ventilador motor

¿Cuántas monedas llevas en el bolsillo? Si no tuvieras prisa, seguramente te sobrarían monedas para comprar esta pieza y sustituirla.

El jefe de mantenimiento de una fábrica no sé cuantas monedas puede llevar en el bolsillo 😉 pero sí que sé que a veces no puede esperar a obtener el recambio más económico, y está dispuesto a pagar los recargos necesarios para volver a poner un equipo importante de nuevo a trabajar.

De eso va este caso de ventilador que realizamos en dos días partiendo de una pieza en bastante mal estado.